Cultural

Muere el poeta nicaragüense Ernesto Cardenal

El poeta Ernesto Cardenal falleció la tarde de este domingo en Managua a sus 95 años de edad. El sacerdote sufría de problemas cardíacos y renales y se encontraba hospitalizado desde hace unos días.

“Nicaragua e Iberoamérica pierden a su referente literario más grande después de Rubén Darío”, señaló el periódico nicaragüense El Confidencial.

Soy poeta, sacerdote y revolucionario, se definió en 2012 el hombre que fue amonestado por el Papa Juan Pablo II por hacer una revolución junto al Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN).

Cardenal, nacido en la colonial ciudad de Granada en enero de 1925, fue poeta, sacerdote, teólogo, escritor, traductor, escultor y político. Su obra poética le mereció varios lauros internacionales. En 2012 recibió el Premio Reina Sofía de Poesía IberoamericanaFue uno de los más destacados defensores de la teología de la liberación en América Latina.

El 4 de febrero de 1984​ ―en el marco de la Guerra fría―, el papa Juan Pablo II le impuso la suspensión ad divinis (prohibición de administrar los sacramentos) a los sacerdotes Ernesto Cardenal, Fernando Cardenal (hermano del poeta), Miguel D’Escoto y Edgard Parrales debido a su adscripción a la teología de la liberación. ​Treinta años después, el 4 de agosto de 2014, el papa Francisco ordenó levantar el castigo a D’Escoto, y a Cardenal el 17 de febrero de 2019.

Su esencia la vertió en sus versos: El deseo de las mujeres en sus Epigramas, la inquietud sobre Dios, su espíritu revolucionario en sus poemas contra la dictadura somocista, sus salmos, la convicción de la justicia social, y la famosa Oración a Marilyn Monroe.

El lunes se llevará a cabo una misa en la catedral de Managua y los funerales se realizarán en Solentiname, isla del Gran Lago de Nicaragua donde el escritor, teólogo y escultor fundó una comunidad de campesinos, pintores y poetas en la década de 1970 en apoyo al Frente Sandinista.

(Con información de La Página)

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *