Revolucion Cubana

Unidad y Solidaridad frente al Imperialismo

El llamado a incrementar la unidad y solidaridad entre los pueblos del mundo, frente a la agresividad del imperialismo yanqui, caracterizo las intervenciones en el VI Seminario Internacional por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, que concluyo en Guantanamo , después de tres días de sesiones, y en el cual participaron más de cien delegados de 35 naciones.

Los pueblos amantes de la paz debemos unirnos para hacer frente al desenfrenado apetito imperialista que en su agónica existencia intenta preservar sus privilegios, puntualizó en sus palabras Víctor Gaute, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Agregó que la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, adoptada en La Habana, durante la Segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), mantiene hoy absoluta vigencia, por lo cual resulta indispensable que nuestros pueblos se movilicen en defensa del derecho a vivir en paz, con progreso económico, justicia social, independencia y soberanía.

Gaute convocó a los revolucionarios de todo el mundo a dar la batalla por la liberación de Lula, al apoyo a Venezuela y Nicaragua, y aseguró que Cuba jamás se doblegará ante el bloqueo y la Ley Helms-Burton, incluido su Título III.

La guerra económica y mediática que incentiva el Gobierno de Estados Unidos contra Cuba busca intimidar a este país para que abandone su solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela, y también acabar con la Revolución cubana, expresó en una intervención especial María do Socorro Gómez, presidenta del Consejo Mundial de la Paz.

Respecto a Venezuela aseguró que EE.UU. disfrazado en su falso lenguaje de lucha por la democracia, los derechos humanos y el medioambiente, lo que quiere es destruir a la Revolución Bolivariana y apoderarse del petróleo de esa nación.

Con la convocatoria a todas las fuerzas pacifistas y progresistas del mundo a multiplicar las acciones e iniciativas en contra del imperialismo y su política guerrerista e injerencista, que pone en grave peligro el destino de la humanidad, concluyó el VI Seminario Internacional por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras.

En el acto público de clausura, realizado en la tarde-noche de ayer en la Plaza 24 de Febrero,de la ciudad de Guantanamo se dio a conocer la declaración final del evento, en la que se recoge el compromiso de los participantes de continuar el reclamo a Estados Unidos para que devuelva al pueblo cubano el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo.

Aprobado por los participantes de 35 países, el documento también demanda el cese del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el imperio a Cuba hace cerca de 60 años, y rechaza la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton.

A la vez establece el compromiso de los pacifistas participantes en el Seminario de ampliar la divulgación del contenido de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, dada su actualidad y vigencia en el contexto político regional actual.

Constituyen objetivos de la declaración final, además, intensificar la denuncia de las acciones intervencionistas del imperialismo y la oligarquía contrarrevolucionaria en Venezuela, dirigidas a destruir el proceso bolivariano; el apoyo al Gobierno de Nicaragua y a la liberación de Lula. Los antibelicistas también acordaron continuar alertando a los pueblos de los peligros que representa para la humanidad una guerra nuclear global.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *