Revolucion Cubana

COORDINADOR NACIONAL DE LOS CDR: “EN EL 2018 CONTINUAMOS DEFENDIENDO LA UNIDAD DEL PUEBLO CUBANO

En el caso de los CDR el 2018 fue de ardua labor; 12 meses marcados por el ajetreo constante para cumplir las tareas que acomete como organización defensora de nuestro proceso revolucionario, o lo que es lo mismo, acompañando a la familia cubana, a las millones de personas que habitamos este archipiélago y a los cambios que para bien tienen lugar en nuestra sociedad.

Para conversar sobre el tema La Calle entrevistó al Coordinador Nacional de la organización, Carlos Rafael Miranda Martínez, quien a pesar de la apretada agenda que lo ocupa respondió a nuestras interrogantes.

Coordinador, los CDR fueron fundados con una misión histórica que lleva explícita en el propio nombre de la organización; sin embargo, los tiempos de hoy no son los mismos de antes ni lo serán mañana ¿cómo se insertaron los CDR en la Cuba de 2018? ¿Cuáles han sido las principales cuestiones que han marcado el trabajo de la organización de la familia cubana este año?

Es importante partir precisamente desde la historia, nunca perderla de vista. Los CDR nacieron para defender la Revolución, una Revolución triunfante que rompió con elementos negativos del pasado como el capitalismo, el neocolonialismo, con el sufrimiento del pueblo cubano. Como proceso revolucionario tuvo la necesidad de defenderse por lo que creó un sistema de organizaciones de masas que a su vez nos han dotado de un elemento indispensable para la victoria: me refiero a la unidad del pueblo cubano; esta es una cuestión que no debemos olvidar nunca.

Y precisamente al cerrar un año y abrir otro debemos reflexionar sobre qué ha hecho nuestra organización para mantener esa unidad.

Es obligatorio referirnos el 9no congreso, que estuvo signado por un proceso de más de 20 meses, desde abril de 2017 hasta septiembre de 2018. Paralelamente realizamos las rendiciones de cuentas al Partido desde los CDR y las zonas, con lo que quedaron fortalecidas las estructuras también a nivel de provincia y de municipio. El nivel de fortalecimiento logrado se evidenció cuando nos reunimos todos en La Habana.

Distinguió también al congreso el hecho de que dentro de sus etapas una de ellas se dedicó al aseguramiento político a las elecciones del Poder Popular y que, además, se apoyaron los debates del Proyecto de Constitución en los barrios. En cuanto a esta última cuestión nos estamos preparando también para el referendo del 24 de febrero próximo, buscando que la inmensa mayoría del pueblo dé el Sí a la nueva Carta Magna, porque representa la continuidad de nuestro proceso histórico.

En el orden de las tareas de la organización las donaciones voluntarias de sangre muestran resultados consolidados; cada mes se hacen más de 34 mil donaciones, con lo cual se asegura la asistencia médica y la producción de derivados de la sangre. Lo cumplen casi todas las provincias, exceptuando Mayabeque y Villa Clara que han tenido irregularidades pero que poco a poco se recuperan.

Otro de los quehaceres que exhibe buen funcionamiento son los Destacamentos Mirando al Mar. Los 309 que existen hoy en el país tienen que librar combates muy fuertes en comunidades costeras en las que no intervienen solo ellos, sino también los dirigentes de base de los poblados. Somos una isla que debe protegerse; y los destacamentos son una fortaleza al contribuir a la tranquilidad y la seguridad ciudadanas en los litorales.

En cooperación con los compañeros del Ministerio del Interior estamos dedicados a la actualización del listado de electores. Batallando por la calidad de esos listados garantizaremos con vista al referendo por la Constitución una mayor asistencia de la población, que esperamos se refleje en el voto de aprobación a la Ley de leyes.

En cuanto al aporte a la defensa de la patria somos una organización cumplidora, así lo hacemos hace varios años. El territorio con mayores dificultades es Guantánamo, sin embargo, esperamos pronto una reacción al respecto por parte de los pobladores de la tierra del Guaso.

Hay un grupo de tareas en las estamos trabajando y que no podemos afirmar que muestran resultados consolidados como tal, pero sí alcanzan buenos indicadores. Me refiero por ejemplo a la vigilancia revolucionaria. Como organización dejamos de hacer un grupo de acciones pero sí hacemos otras muchas que impactan positivamente en la lucha contra el delito, las ilegalidades y las indisciplinas sociales.

Un tema que amerita ser recordado también es la emulación cederista, pues hemos hecho varios cambios en su sistema.

Una organización como los CDR, que tiene más de 8 millones de miembros, 137 mil estructuras de base (los barrios) y 17 mil 500 estructuras intermedias (las zonas) debe lograr un movimiento popular extraordinario; y es por eso que ahora los resultados de cada provincia se deciden en sus respectivos municipios. En dependencia de la categoría que obtengan los municipios la provincia ocupará un determinado lugar a nivel nacional; con ello potenciamos que la emulación se acerque más a la zona y al CDR, para que este último logre acometer verdaderamente ese papel de motor impulsor de las tareas cederistas.

No podemos dejar de mencionar tampoco la tercera etapa de la Jornada Por el Deber Patrio y Antimperialista que arrancará en enero y que estará dirigida en lo primordial al apoyo de la organización al referendo, a impulsar la participación en la consulta y dar el Sí. Estamos seguros de que será un plus en lo que concierne al trabajo de la organización y al objetivo que deseamos cumplir.

Impulsamos también los destacamentos juveniles. La experiencia que tuvimos con la creación años atrás de los destacamentos 55 Aniversario y de los que conformamos luego en homenaje a los 90 años del Comandante en Jefe nos ha permitido alcanzar en ocasión del 9no Congreso la cifra de 168 -un destacamento por cada municipio-, lo que involucra a más de 7 mil 200 jóvenes.

A partir del 4 de abril se lanzará la convocatoria para la constitución de los destacamentos juveniles 60 Aniversario de los CDR, se prevé la conformación de 850 destacamentos juveniles con 23 mil 405 miembros, una cifra que va creciendo y en esa medida otorga una dinámica diferente al trabajo en el barrio. La idea es constituirlos en cada consejo popular del país.

¿Cuál es la concepción actual del trabajo con los jóvenes en los CDR?

Lo que asegura la continuidad de una organización como esta es lograr un proceso de renovación continuo de sus estructuras; esta es una etapa decisiva ya que estamos a punto de cumplir 60 años. Precisamente lo que pretendemos con los destacamentos es que los jóvenes se acerquen a la organización, que se identifiquen con ella, que aprecien que nuestras tareas son motivadoras, atractivas.

Por ejemplo, en el material audiovisual que preparamos por la tercera etapa de la Jornada Por el Deber Patrio y Antimperialista quienes hablan son los jóvenes, sobre ellos recae el mayor protagonismo. Una de las jóvenes dice “hay cierta apatía”; sin embargo, luego ella misma reconoce que “eso se puede cambiar”.

Luego de que los jóvenes se sienten atraídos hacia los comités empiezan a ocupar tareas en él como presidentes de barrio, más tarde como coordinadores de zona y con posterioridad asumen cargos profesionales. Entonces podemos comprobar el saldo real que propicia el destacamento. Hoy muchísimos jóvenes de los destacamentos que mencioné anteriormente ya se encuentran cumpliendo responsabilidades importantes en sus comunidades.

Usted mencionaba la importancia que tuvo el 9no Congreso de la organización ¿cuáles fueron las principales cuestiones tratadas en la magna cita y hacia qué direcciones nos encaminamos luego de este momento de reflexión?

Varias veces en el Secretariado Nacional hemos afirmado que lo más importante del 9no Congreso fue el trabajo realizado en los barrios y en las zonas, porque es allí en donde está nuestra fortaleza. Entre los principales temas tratados estuvieron el fortalecimiento de la estructura, el papel de la vigilancia, el enfrentamiento al delito, las tareas junto a Salud Pública (donaciones de sangre, combate al Aedes Aegypti, el programa materno-infantil) y otras temáticas, en dependencia de la localidad.

Pienso además que fue primordial la comprensión por parte de nuestros cuadros y dirigentes de base de que necesitamos un equilibrio en el funcionamiento de los CDR:

Hay lugares en los que el comité funciona, pero también los hay en los que no funciona o no existe; queremos lograr que en estos últimos se creen y cumplan entonces con las tareas. La situación no se resuelve con una fórmula mágica; para ello hace falta robustecer nuestra política de cuadros, porque a veces o faltan o no tienen la experiencia suficiente. Hay que ir a los barrios, identificar a los posibles líderes, impregnarles el compromiso con la Revolución, motivarlos y que entonces se organice junto los vecinos y comience un movimiento de masas. Cuando ocurre así vas luego a esos lugares que antes alguien calificaría de “malos” y te asombras con la transformación y todo por una persona que dio el primer paso. Es por esto que estamos implementando acciones que lleguen más al consejo popular, a los municipios, a los barrios.

Se avecina el 60 Aniversario de la organización ¿de qué forma se preparan los Comités para celebrar las seis décadas de existencia?

Hemos diseñado una jornada especial por el 60 Aniversario que abarca los dos años desde el 9no Congreso y hasta septiembre de 2020, cuando alcancemos los 60 años. Los ocho trimestres que ocupan la actual emulación están pensados teniendo en cuenta esta jornada.

Pretendemos al cumplir los 59 años crear los Destacamentos Juveniles 60 Aniversario para que logren su máximo de protagonismo a partir de esa fecha; de tal manera que la organización se prepare progresivamente para los 60, que tienen que constituir una gran motivación ya que llevamos a la práctica la gran idea de nuestro Comandante en Jefe de que cuando un pueblo se organiza no hay imperialismo ni lacayo de imperialismo que logre destruir nuestra Revolución y nuestro socialismo.

En el contexto del fin del año 2018, de un nuevo aniversario del triunfo de la Revolución, ¿cuál es el mensaje de la dirección nacional de los CDR al pueblo cubano?

Deseamos felicitar a todos nuestros cederistas, a los dirigentes de base y cuadros por este año de trabajo que estamos terminando de librar. Exhortamos a celebrar con alegría el aniversario 60 del triunfo de la Revolución.

Ya son 60 años y cuando se reflexiona con base en la historia mundial percibimos que muchos de los procesos revolucionarios comienzan a “desmerengarse”, como se dijo en algún momento, cuando arriban a tantas décadas; sin embargo, al analizar a Cuba nos damos cuenta de que en el país están creadas todas las condiciones para la continuidad del proceso que iniciamos en 1959.

Muestra de ello es, por solo citar un ejemplo, la aceptación que tiene hoy en las masas el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel. Hay una buena opinión generalizada de su trabajo y de él como persona, que nace de que el pueblo ve reflejados en él los valores que a través de la historia hemos defendido como revolucionarios.

El 2019 arrancará con el apoyo al Sí a la Constitución en el referendo; traerá además de este importante texto otras muchas cuestiones de importancia por las cuales trabajar y debatir, pero lo que debe primar en cualquier momento es la unidad de los revolucionarios en nuestros barrios y comunidades.

Carlos Rafael Miranda Martínez, coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), abandera al Destacamento Juvenil 9no Congreso de la organización, en manos de Roxana Fernández Verdecia, jefa de ese grupo de jóvenes, en la ciudad de Bayamo, provincia Granma, Cuba, el 30 de agosto de 2017. ACN FOTO/Armando Ernesto CONTRERAS TAMAYO/ogm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *