Revolucion Cubana

Cuba celebra 60 aniversario de la Revolucion

El General de Ejército Paúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, asistieron al acto central en conmemoración por el Aniversario 60 del Triunfo de la Revolución, que tuvo como escenario el cementerio patrimonial Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba.

Ese altar sagrado de la Patria acogió  también a unos mil santiagueros, quienes, en representación de todo el pueblo cubano, demostraron  su apoyo y fidelidad a la obra revolucionaria.

Al iniciar la celebración se escuchó la voz del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en aquel discurso pronunciado hace 60 años, aquel primero de enero de 1959:

Santiagueros, compatriotas de toda Cuba: Al fin hemos llegado a Santiago. Duro y largo ha sido el camino, pero hemos llegado…

En el simbolismo que entraña la celebración por los 60 años del triunfo de la Revolución se escuchó el tema Laureles y Olivos, de la autoria de Paúl Torres dedicado al Comandante Eterno de la Revolución cubana, Fidel.

La épica de Fidel, se escuchó en Santa Ifigenia en un escenario donde el Coro Madrigalista interpretó el tema “Desde Yara hasta la Sierra”, que simboliza la continuidad de la Revolución cubana como una sola y fraguada en 150 años de lucha por la definitiva independencia de Cuba.

No vengo aquí a hablar a título personal expresó Paúl en sus palabras centrales, dijo hacerlo en nombre del pueblo y de los miles de combatientes que ofrendaron sus vidas en estos 150 años de lucha.

Aseveró además que es un privilegio estar hoy para venerar a aquellos que nos hicieron llegar hasta aquí y recordó episodios heroicos de nuestra historia.

Igualmente, calificó a José Martí como un genio por aglutinar a los mejores hombres y preparar la Guerra Necesaria.

Mencionó entre otros a Villena, Jesús Menéndez y la Generación del Centenario que se resistieron a tolerar el estado de cosas imperante.

En sus palabras centrales Baúl recordó momentos cruciales del nacimiento y posterior desarrollo del Ejército Rebelde y las históricas palabras de Fidel cuando tras la derrota del combate de Alegría de Pio dijo:

Con solo doce hombres basta para alcanzar la verdadera independencia de Cuba.

El Primer Secretario de nuestro Partido, hizo un recorrido por la historia de Cuba y recordó las premonitorias palabras de Fidel cuando avizoraba que tras el triunfo revolucionario todo sería más difícil.

Habló del impacto del bloqueo, la invasión mercenaria por Playa Girón, la Crisis de Octubre de 1962, los actos terroristas contra Cuba, entre otros.

Nadie puede negar que la Revolución no ha tenido a lo largo de 60 años un minuto de sosiego. Las doce administraciones norteamericanas no han cejado en forzar un cambio en Cuba.

Calificó al pueblo revolucionario, comprometido con la obra de la Revolución, que ha sabido resistir y vencer en la defensa del Socialismo entorno al Partido y a Fidel. Eso explica la hazaña de haber resistido el Período Especial.

Raúl Castro se refirió al retroceso de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, a partir de que la Casa Blanca ha reforzado las medidas del bloqueo y de carácter extraterritorial. Reiteró la disposición de convivir civilizadamente frente a las diferencias en una relación de paz y respeto de beneficio mutuo con los Estados Unidos.

Agregó que esperamos que las mentes más equilibradas en el gobierno de Estados Unidos puedan evitar una confrontación entre las dos naciones.

La historia y la fuerza de la verdad ha desbaratado las mentiras, dijo Raúl. La Revolución cubana solo tiene la responsabilidad que emana de su ejemplo por su justicia social, internacionalismo, altruismo.

No nos intimidan el lenguaje de fuerza y de las amenazas, ratifica Raúl en relación con Estados Unidos. No lo lograrán ni remotamente ahora porque la unidad del pueblo es una indestructible realidad, porque si ayer éramos unos pocos, ahora somos todo un pueblo defendiendo su Revolución, acotó el General de Ejército, Raúl Castro en sus palabras centrales.

Habló del retroceso actual en el escenario en América Latina e instaurar gobiernos neoliberales.

Dijo que Cuba continuará ejerciendo el concepto de defender la unidad en la región a partir de respetar la unidad en medio de la diversidad.

Argumentó que ninguna amenaza nos hará cesar en nuestra solidaridad con la hermana nación de Venezuela y llamó a que cesen las acciones contra este país.

Condenó a la desprestigiada OEA, y llamó a respetar la Proclama de Zona de Paz aprobada en la Cumbre de CELAC celebrada en La Habana.

No se puede descuidar jamás la unidad de los pueblos por difíciles que sean las circunstancias, dijo Raúl. Y enfatizó que las palabras de Fidel tienen total vigencia cuando dijo que mientras exista el imperialismo el Partido, el Estado y el Pueblo le prestará al ejercicio de la defensa la máxima atención, por lo tanto, la guardia revolucionaria no se descuidará jamás.

Salvaguardemos las tareas de la defensa para garantizar la Paz partiendo de la participación de todo el pueblo. Y por eso debemos prepararnos con anticipación para todos los escenarios posibles, incluyendo a los peores, no solo en el terreno militar, sino a la hora de actuar, para buscar la mejor solución a cualquier desafío que se presente.

Dijo que un reto del 2019 será la situación de la economía. Y llamó a no incrementar el endeudamiento externo y para eso debemos ahorrar más, y reducir gastos, elevar la eficiencia del proceso inversionista y potenciar la participación de la inversión extranjera que no es complemento sino un elemento fundamental para el desarrollo.

 

La dirección del Partido respalda el estilo de trabajo del presidente en vínculo directo con el pueblo que fomenta un estilo de conducción y dirección colectiva de los órganos estatales, enfatizó el General de Ejército en otra parte de su discurso y afirmó que el procesamiento de transferencia de las nuevas generaciones en las nuevas responsabilidades marcha muy bien sin sobresaltos y estamos seguros que así continuaremos.

La Revolución sigue siendo joven, puntualizó, el proceso revolucionario no está circunscripto a la vida biológica de quienes lo iniciaron sino del compromiso de los jóvenes y de todo el pueblo. Las nuevas generaciones tienen la responsabilidad de que nuestra Revolución sea de jóvenes y al mismo tiempo una Revolución Socialista de los humildes y para los humildes.

Casi a punto de finalizar, Raúl rindió merecido homenaje a la mujer cubana desde Mariana Grajales hasta las nuevas generaciones. Habló de la Constitución y que en pocos días se distribuirán nuevos tabloides con la Carta Magna aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular y ratificó su confianza de que el próximo 24 de febrero nuestro pueblo la refrendará en las urnas.

Y concluyó:

Vaticino un porvenir próspero para la Patria, en nombre del pueblo…Viva por siempre la Revolución Cubana. 

Tomado de  Radio Rebelde

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *