Politica

Mejoran condiciones del fondo habitacional en La Lisa

En lo que fuera el antiguo palacete de los Marqueses de la Gratitud, se encuentra ubicada la sede del Gobierno de La Lisa, municipio habanero de 37,5 kilómetros cuadrados y una población de 123 mil 152 habitantes.

A este territorio lo conforman siete consejos populares: Alturas de La Lisa, Balcón Arimao, El Cano-Valle Grande-Bello 26 y Morado, Punta Brava, Arroyo Arenas, San Agustín y Versalles-Coronela, junto a numerosos barrios y fincas aledañas, por lo que califica entre las demarcaciones de la capital cubana de menos índice de densidad poblacional.

Situado en el viejo camino a Vueltabajo, La Lisa fue desde sus orígenes un territorio con una elevada cifra de población flotante, realidad que cada día se palpa en breve recorrido por la Avenida 51, principal arteria de comunicación vial que une a la localidad con el resto de los municipios de la ciudad y con las otras provincias del occidente cubano.

Las tierras fértiles, los ríos que la nutren y sus características suburbanas le dan un encanto especial, pero no es precisamente de su geografía física de lo que hoy se quiere hablar, sino del despegue que se palpa al cierre de 2018 y en saludo al aniversario 500 de la fundación de La Habana.

En agosto de 2018, Adalberto González Arce, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, rendía cuentas ante el máximo órgano de Gobierno en la provincia, en una reunión que contó con la presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Allí González Arce habló acerca de las proyecciones por los 500 años de la urbe, así como del remozamiento de 25 consultorios del médico de la familia, un hogar materno, seis casas de abuelos, un banco de sangre, seis círculos infantiles, dos escuelas especiales y ocho secundarias básicas.

Además, dijo que igualmente han sido rehabilitados nueve bodegas, 13 carnicerías, cinco supermercados, cuatro cafeterías, y tres unidades del Sistema de Atención a la Familia (Saf).

Como parte de las actividades por el medio milenio de la Villa de San Cristóbal de La Habana, en La Lisa se le realizó una reparación integral a 19 edificios multifamiliares e igual número de ciudadelas.

También se ejecutó la sustitución de 16 redes albañales, se entregaron 109 terrenos a familias consideradas como casos sociales, para que construyeran sus viviendas por esfuerzos propios, se concluyeron 802 viviendas subsidiadas  y se erradicaron barrios insalubres como el del Palenque, donde se construyó una comunidad denominada La Victoria.

Del mismo modo, se remozaron durante el año 23 paradas, el drenaje pluvial en el consejo popular de San Agustín, se instalaron 27 nuevas acometidas de agua y se ha trabajado arduamente en el bacheo y pavimentación de las calles.

Otras labores incluyen la reparación de cinco puentes, el dragado de los ríos Quibú y Jaimanitas y la reparación de siete fosas y tanques sépticos.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *